La Feria de Cali llegó al campo

La Feria de Cali llegó al campo

Continuando con su buena racha de buenas noticias, los 2500 habitantes de Villacarmelo engalanaron su plaza central para recibir a las orquestas que se presentaron en la Feria rural y comunera, que llega a las 22 comunas y 15 corregimientos como parte de la programación de la Feria de Cali.

Parecía una fiesta familiar, Liliana Mejía organizaba el gusanito bailable mientras doña Francia López servía la lechona, y es que esta fiesta también incluyó comida gratuita, degustación de licores de la región, un desfile imparable de bailarines y uno que otro borrachín.

Pero, lo que más sorprendió en la noche del jueves en la alejada zona rural del oeste de Cali (a más de 30 km) de la Avenida de Los Cerros, fue encontrar extranjeros rumbeando, bebiendo y comiendo como si estuvieran en sus casas.

Manfred Liselot es un holandés, de profesión biólogo que llegó a Cali hace tres años, siguiendo los pasos de su hermano asentado en la región hace cinco años. En la verbena de Villacarmelo se tomó la pista para bailar como un caleño más. “Esta zona de Cali es de lo mejor, la gente muy tranquila, muy alegre, todos amigos; las mujeres muy bellas hacen que uno quiera siempre quedarse en la zona y la Feria de lo mejor. Esto es la verdadera felicidad”, dijo el corpulento chico.

Uno de los cantantes que compartió tarima, Jairo Cifuentes, llamó la atención sobre el evento, “uno va donde lo contratan y aunque esta zona está alejada de la ciudad, cuando uno llega y siente tanta buena vibra se da cuenta que vale la pena cualquier sacrificio. Aquí la gente se entrega al disfrute, todos parecen amigos y eso hace que uno no quiera irse. La Feria comunera es una oportunidad para conocer la otra Cali”, afirmó.

La rumba en Villacarmelo no solo era para los adultos, Jorge Jiménez armó parche con sus amigos y desde Bella Suiza literalmente se “subieron en la chiva” para gozarse la rumba. “Las ferias en los corregimientos tienen la tranquilidad que uno necesita para bailar sin que haya problemas, riñas o peleas. Es muy bueno para la gente que pueda tener feria en cada rincón de la ciudad”, dijo.

La feria rural en su segundo día hizo presencia en los corregimientos de La Paz, La Buitrera, Villacarmelo y en las comunas 2, 4 y 6.

Este viernes el turno es para las comunas 5 en el Polideportivo de Torres de Comfandi,  en la comuna 16 en la carrera 46 con calle 43 A y en los corregimientos de Pichindé, La Elvira, Felidia  y Montebello en su cabeceras.

Prev Nuestra riqueza natural también hace parte de la Feria de Cali
Next El Salsódromo de la 62 Feria de Cali ya tiene sus escuelas de salsa

Comments are closed.

Nothing to hide, too much to show